PREFABRICADOS PARA LA CONSTRUCCION

Tenemos nueva ubicación y diseño de las oficinas PPALAU

PPalau

La renovación de las oficinas de PPalau parte, al igual que el logotipo, de su producto estrella: los marcos.

En la renovación de la sede física de PPalau, el estudio de arquitectura Marta Costa y Mercè Palau junto con la empresa tomamos la primera decisión de no centrar el cambio en la construcción de un nuevo edificio, sino en la transformación de la vivienda familiar.

De este modo, trabajamos en la búsqueda de la solución que cubriera los objetivos y las expectativas del cliente, optimizando al máximo la inversión y convirtiendo la evolución del diseño en un camino de colaboración y confianza.

Para PPalau este proyecto tiene un fuerte componente emocional que lo ha convertido en un proyecto muy especial, puesto que las oficinas se han trasladado a la que era la antigua casa familiar.

La reestructuración de la vivienda existente en el espacio de trabajo y atención es el resultado del deseo de PPalau de mejorar las instalaciones para la comodidad de los trabajadores, el servicio al cliente, y la mejora de los espacios de reunión y trabajo.

Las nuevas oficinas se incluyen como parte del cambio de imagen global y generacional que vive la empresa desde que en 1958 comenzara su andadura. En estos más de 50 años ha evolucionado y se ha consolidado como un referente nacional e internacional en prefabricados de hormigón.

Cómo son las nuevas oficinas de PPalau

El edificio existente está estructurado por muros de carga que dan lugar a una serie de crujías verticales que compartimentaban el espacio de la planta baja.

El deseo de trabajar, en la medida de lo posible, con los materiales fabricados por la propia empresa y la capacidad de adaptación de las piezas con las que trabajan nos permitió entender la ampliación de las oficinas como dos de las crujías que se extendían hacia fuera dando lugar al acceso y a una sala de reuniones. Esta ampliación ha sido el punto de partida para el resto del proyecto.

Toda el área de servicio y atención al público se dispone más cerca del acceso y se ha diferenciado a través de las crujías estructurales, los diferentes usos de cada una de las zonas de trabajo, favoreciendo de esta manera la máxima iluminación natural de todas las piezas.

El trazado vertical de las crujías se rompe con dos pasos paralelos que darán lugar a dos espacios diferentes. Por un lado, la parte trasera, reservada para despachos de dirección que amplían sus ventanas para integrarse en el jardín, y por otro lado, la parte central, donde se ubican los servicios con menores requisitos de luz natural.

De esta forma, recuperamos un edificio muy simétrico en todas sus fachadas que con la situación de los marcos y la eliminación de los elementos incorporados a lo largo del tiempo recupera su espíritu original a la vez que le dota de una nueva imagen.

¡Esperamos que lo visites y disfrutes!

¿Necesitas ayuda?
Contacta con nosotros